19 de marzo de 2015

Tratamiento de conservación del moai “A Vere” (Mar 2015)

Después de una primera experiencia no muy afortunada, con el ahu Ature Huki, cuyos trabajos de conservación comenzaban en 2012 y finalizaban en 2014, a fines de este mes estará listo el trabajo de conservación del segundo, el moai “A Vere”, un moai descontextualizado, ya que fue removido de su ahu (que actualmente no se sabe dónde se encuentra) para una exposición en Japón en los ‘80. También su nombre, “A Vere”, no está nada claro, y se cree que ha sido puesto recientemente, al desconocerse su verdadero nombre. Irene Arévalo junto a CONAF, la Escuela de Artes Aplicadas, e instituciones de Isla de Pascua, gestionan desde el año 2009 el proyecto de restauración de los moai, para intentar detener el deterioro de las estructuras megalíticas por los líquenes, simbiosis de hongos, bacterias y algas que corroen la piedra, produciendo su levantamiento y futuro deterioro. La instancia contempló un primer proceso de capacitación de personas residentes en la isla, para cooperar en las labores.  Para Irene Arévalo, coordinadora del proyecto de conservación preventiva para la protección de estos monumentos, la participación de la ciudadanía ha implicado un trabajo arduo. La intervención del “A Vere” considera cuatro fases en dos meses. Primero se realiza la aplicación de un biosida que tiene un efecto nocivo sobre los líquenes. Luego se realiza la extracción mecánica para posteriormente utilizar el consolidante. Finalmente, a los 15 días de realizada esta acción, se aplica un hidrorepelente. Según la experta, esto impide el ingreso de agua en estado líquido a la roca, pero permite la circulación de vapor, de manera que no se acumula humedad en su interior, por lo que los líquenes no sobreviven. Con el paso del tiempo se revisa si la acción del hidrorepelente sigue activa, y si no es así se aplica nuevamente el sellante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada